Sisi, Sasha y el círculo de Baba

Pensar que no dijo nada la mañana que lo vi; pensar que amaba tanto a su divina Sisi. Baje el callejon, con calma, mas no pude resistir:; entonces rece por Sasha, por su amada y por mi. Reptar, reptar en horas de la siesta. Cambiar, cambiar las leyes del amar; Sisi lo volvio loco en una fiesta y no volvio a tocarlo nunca mas. Entonces peso en un arma, en matarla y en huir, lloro y escribio su rekyem para Sasha y Sisi; no hizo mas que esperarla, …