fiesta de violetta

Anuncios patrocinados



Fito Paez – La rumba del piano

Hermano de soledad aqui hoy estamos los dos bajo esta luz de rubí entre esta gente nueva hoy yo te quiero cantar madera que hablas por mi mezcla de yegua y diván refugio lengua y fusil y si me aplauden a mi tambien te aplauden a vos y si me caigo una vez tambien se cae tu honor y ya que hablamos de amor pinceles y monedas porque no hablamos de vos cuerpito blanco y negro tus cuatro patas piden fiesta entonces hay que darsela, se va poniendo cale…

Fito Paez – Enemigos íntimos

Prohibido prohibir, celebramos una fiesta rompan copas que la orquesta se ha ensayado todos los hits. Joaquín no sabe cantar yo sí que soy un cantante, pero en rimas consonantes si me extrañas mandame un fax. Enemigos íntimos del cálculo y la norma usureros del peligro y el azar, vamos a invitarlos a escaparnos de las sombras y, si no lo conseguimos, nos da igual. La jet no sabe bailar la esquina es más elegante los de atrás vengan “paR…

Sisi, Sasha y el círculo de Baba

Pensar que no dijo nada la mañana que lo vi; pensar que amaba tanto a su divina Sisi. Baje el callejon, con calma, mas no pude resistir:; entonces rece por Sasha, por su amada y por mi. Reptar, reptar en horas de la siesta. Cambiar, cambiar las leyes del amar; Sisi lo volvio loco en una fiesta y no volvio a tocarlo nunca mas. Entonces peso en un arma, en matarla y en huir, lloro y escribio su rekyem para Sasha y Sisi; no hizo mas que esperarla, …

Fito Paez – Un rosarino en Budapest

Te diré que hay otra música en el aire. Oh! Cuando yo me vaya de aquí. Oh! te daré un beso y un rayo de luna. Cuando yo me vaya de aquí. me iré por todas partes transformándome pato, cama, negro, blanco, púa, corset o un pobre indio de colonia. Cuando yo me vaya de aquí me iré por todas partes transformándome taza, pico, sexo, moño, caño, delay o un rosarino en Budapest. Quiero música y trajes de cualquier color cuando yo me vaya de aquí. Quiero…

Fito Paez – La casa desaparecida

Madre ponme en la chaqueta las medallas los zapatos ya no me los puedo poner mis dos piernas se quedaron en Malvinas El mal vino no me deja reponer de la nítida y oscura pesadilla de Valeria Mazza besando al cordobés que murió estaqueado, solo, entre los cuervos desangrado En Resistencia aquí en los dos de abriles brindamos por él Argentinos, argentinos Que destino mi amigo, argentinos nadie sabe responder Argentinos, argentinos caminando siempr…

Letras relacionadas: